BIRDWATCHING

Letras Leonardo Boix

Fotografía Giulia Zucchetti


 

 

Por la costa abierta,
el mar que ha traído
los primeros arnoldos árticos,
van cayendo del cielo
como luces fugaces,
los Numenius se congregan en la lejanía,
estas cosas
que vemos desde el refugio
lago y los patos negros,
que advierten tanto invierno,
el tiempo se les ha ido
por el viejo sendero de Sandwich.
Los golfistas a los lejos,
el césped tan lisito
que no quiere
devorarse la marea
pasan los estorninos, a los gritos
por la inmensidad que nos espera
y hay
olor a madera quemada,
a musgo congelado,
a vino caliente en las botas del birdwatcher,
a pescador muerto,
a brote en suspenso,
a iglesia deshabitada,
la playa se llenó
de monstruos envenenados.
Entonces,
escuchamos las alondras
suspendidas
allá arriba,
que nos cantan.
¿Será por eso
—–que el sol
—-nos dejó así
——-precipitadamente?