¿QUE DIRÁN LAS HOJAS?

Letras Pablo Ojeda

Fotografía Pablo Ojeda

Frase de una canción de los Redondos llamada “Te voy a atornillar”


Dictando la guerra a los sentidos 
naufraga la voz del poeta
la alarma de emergencia:
todo está por venir.
Disculpen si no me equivoco,
también soy herida
toda búsqueda es dolor de crecimiento
es fe laica distinguida.
Ir, perderse,
volver a otro punto, volver a perderse,
probar
encontrar…
Un par de señuelos despistan a las palabras
las hacen blancas en mercado blanco
estrellas del sin fin
supervivencia como gloria de la nada.
Pero otras nacen trémulas
calientes en los labios rosados
y frías en el papel,
frías como asesino experimentado.
Duele lo que tenemos oculto
duele lo que nos ocultan
duele lo que nos ocultamos
para no desenvainar.
La poesía debe ser espada de las almas
incitarlas al delirio
invitarlas al martirio
despertarlas a lo que nunca les fue ajeno.
Ser el veneno del veneno
provocarlas hasta la furia
recrudecer el dolor
para conocerlo mejor.
Y así, quizás,
encontrarle la vuelta
saber que no es cierta
la amargura de algún dios.
Si la poesía solo es una herida
las palabras, la sangre
el mundo es lo que se abre,
el cuento lo que se olvida.
Si es que no hay quien imagina
que un beso también es una herida
entonces voy solo a contarles
lo que escribí ayer en la otra esquina.