EL, LA. LAS, LOS

Letras Sandra Raquel González

El, la, Las, los. BY Brunela Curcio.

Imagén Brunela Curcio


Paso a paso en las últimas décadas la historia abrió nuevos espacios a la figura femenina. Hoy la mujer puede hacer una carrera profesional en distintos ámbitos, incluso intervenir en política para llegar a presidenciar un país. Pero aún así falta tanto camino por recorrer.

Seguramente será la historia a escribir esta lenta revolución. Sí, lenta revolución porque es a través del reconocimiento natural y normal como personas, y no como varón o mujer, el poder llegar a distinguirse en algo. Cuando realmente usar “el género” en la lengua latina tenga el mismo peso y lo usemos naturalmente como para definir “el arte”.

Cuando decimos “el arte”, sin darnos cuenta hablamos en masculino. Sin embargo, las distintas manifestaciones del arte, o mejor dicho las más comunes, son femeninas: la música, la pintura, la danza, la fotografía, la escultura, la literatura. Pero, la música necesita un músico. La pintura un cuadro. La danza los pies. La fotografía un objeto. La escultura un modelo. Y la literatura un libro.

El género divide y al mismo tiempo une. No es posible distinguir la risa si no se conoce el llanto, ni la alegría al dolor. Del mismo modo se complementan como la enfermedad necesita de un remedio. Y una madre debe conocer lo que es un parto. El fuego se enciende con una llama y la lluvia cae del cielo.

Entonces, sólo entonces, “los hechos” podrán impulsar a escribir “la historia”. Y para escribir estas nuevas etapas de la historia será “la comunicación” a hacerla concreta, real y viva. “El mensaje” será escrito con el uso de “la palabra” en todos sus géneros. Así, “las palabras” digitadas gracias a “los signos” bailarán hasta quedar plasmadas en “la impresión”. Sin importar si sean perpetuadas virtualmente o en papel. “El libro” seguirá completando el flabelo de “la literatura”, haciendo no solo soñar, aumentar la imaginación y la creatividad de la persona, sino que al mismo tiempo, continuará inexorablemente a donar conocimiento a las generaciones futuras.

Comentarios

  1. Maria Pía dice:

    Un artículo increíble.