ESPERA el COLAPSO

Letras Brunela Curcio

Espera el Colapso de Brunela Curcio AZAhAR literario


Solo. Mira al gato que se posa en la ventana. Piensa. Harto de pensarlo todo una y otra vez prende entre sus manos el papel que descansa sobre la mesa. Escribe. Las letras escurren descompuestas sobre las líneas inexistentes del blog de notas, ríe inmerso en un estado inebriado de inspiración automática. Se acaricia la barbilla, mira hacia arriba y vuelve a escribir.

Su estado de pesimismo lo conduce allí donde las palabras describen noches de poluciones nocturnas y felicidades indómitas decadentes. Puede decirse que es un alma confusa, pero no lo es, sería tan sólo una mentira; la única verdad es que su espíritu es rancio a las vagas y limitantes descripciones prototípicas. No es un “tipo”, es Él; y las perfecciones de sus creaciones imperfectas descansan allí donde el género de la genialidad se palpa intransigente y exaltado en las sombras de las luces, en las voces de la aurora, en la noche del amanecer.

Sus personajes son mitos y leyendas, y así mismo seres reales, tan reales como el imaginario más letal puede descifrar, tan reales como lo son el estiércol y las flores. Su belleza reside en su angustia esperanzada, es un cuento que conmueve a la más conectada ánima desierta y a la menos adolorida alma vasta de llanuras, mares, ríos y aguas turbias.

Derrama el nefasto desencuentro y lo redime en un cuento, una poesía o un diseño claudicante de mujeres que lo estrujaron y lo acariciaron, que lo lastimaron e incendiaron. Generación del 80, no tan joven como para no comprender que la expectativa derrumba los altares, para intuir que pueden las realidades ser concretas y disímiles del sueño inmaduro, no tan añejo como para perder la esperanza o dejar de buscar en medio del lodo; lo suficientemente creativo como para hacer nacer rayos de sol y tinta que no pueden taparse con tan sólo posar las manos delante, o ser olvidados entre ideas inconclusas carentes del valor del escribir.

Nota del Autor: Escrito en respuesta a “Colapso Espera” de Luciano Deraco, escritor y amigo admirado.

 

 

Comentarios

  1. […] Escribe Brunela Curcio | Solo. Mira al gato que se posa en la ventana. Piensa. Harto de pensarlo todo una y otra vez prende entre sus manos el papel que descansa sobre la mesa. Escribe. Las letras escurren descompuestas sobre las líneas inexistentes del blog de notas, ríe inmerso en un estado inebriado de inspiración automática. Se acaricia la barbilla, mira hacia arriba y vuelve a escribir. Leer más… […]