INGLATERRA

Letras Leonardo Boix

Poema inspirado en la cinematografía Pop de Derek Jarman.

Derek Jarman, director de cine, escenógrafo, artista plástico y escritor británico. Poema inspirado en su cinematografía Pop. Leer Nota de Autor.


It is not down on any map; true places never are.”
Herman Melville, Moby-Dick

Cuando mira al mundo desde la boca de la ballena
los edificios de la explanada parecen hileras perfectas
de cajas apretujadas, los colores por el agua
van cambiando, el viento del oeste abre las puertas
por la mañana la marea va subiendo, trae la basura
de los puertos donde caminan elefantes y cambian
figuritas con nombres de emperadores y costureras
los barquitos salen juntos de la playa, con sogas
que tiran entre varios, el sol les da de costado, brilla
y atrás en el pasto de Walmer el mercado para el fin
de semana, las mujeres haciendo compras y los perros
llevan a sus dueños de la mano. La ballena entonces da
un giro y otro, mira a Ramsgate, las arenas que mezclan
la gran calesita para los chicos sin piernas, los pájaros
entran y salen sin documentos que lo certifique. Así
sobre las mesas las autoridades locales dividen el pan
en mil migas y se duermen mirando la invasión a Francia.
Hacia la hora de líneas perpendiculares nadie duerme, todos
bailan en una pata, hasta las chicas con monedero de cobre,
sus novios con tres piernas, y los arbolitos en macetas. Allá
en el horizonte se fueron las velas, quedó todo vacío hasta
el sol se metió detrás de la escollera. Por los altoparlantes
anuncian el vendaval que se viene y todos lo saben, por eso
se visten con papel de diario, se pegan ojos de botones,
abren las manos para ver si caen monedas de oro y pasan
aviones a hélice de principios de siglo, trayendo pancartas
porque el jueves se vota para primer ministro, segundo
funcionario y sapos con ratones a caballo. Las milanesas
las sirven sin huevo en los restaurantes de la ciudad sin nombre.
Le dicen heliotropos a las hortensias y frictillarias a las verbenas
nadie imagina que por la noche las cosas cambian, los nombres
propios van subrayados, todo cuasi-perfecto para los extranjeros,
desde el cielo entonces el anuncio: Aún no llegó el fin del mundo.
Cuando el cetáceo cierra la boca, el cuerpo da varias vueltas
el mar es universo que nos desconoce porque dentro las cosas
tienen formas como libros apilados de segunda mano, objetos
para la cocina, herramientas oxidadas, plantas que andan
sin raíces ni flores con perfumes memorables. El animal
lleva encima recuerdos del pasado, bombillas, fotografías
en amarillo y negro como aquel día que el rey presentó
a todos en familia, vinieron los invitados a los cuarteles,
abrieron las puertas, todo el género animal en sombrero
y traje de noche. Las ventanas tenían cortinas transparentes
para que la gente los viera, nosotros subimos a la cima
de los edificios, prendimos todas las luces en la hoguera,
y desde una antena parabólica, le cantamos al mundo acuático,
a los monstruos que tragaban palabras del más allá,
hasta nuestro día despuntó las horas y la gente inmóvil,
petrificada, a la espera de barcos que trajeran contenedores
con fruta podrida, roperos para lavar ropa sucia,
y microbios que terminarán por extinguir la raza humana.

Nota del Autor: Poema/secuencia inspirado en la obra del artista pop británico Derek Jarman (1942-1994), especialmente en su filme de los años 80 “The Last of England” (1987), que habla sobre la Inglaterra de Margaret Thatcher.