LA CASA DE FELLINI

Letras Leonardo Boix

Fotografía Paloma Márquez Franco

Fotografía Paloma Márquez Franco


Las lecciones de esta vida,
la chica del beso que era un hombre
con pelos en la lengua
y patas de elefante,
mis hermanas jugando a las muñecas
de plástico y ropita cosida a mano
las camas bien hechas
el costurero
de la abuela muerta
en la cocina el puchero hirviendo
caldo y carne de falda con batatas,
entre mujeres el niño
“Estás linda mamá”,
en el espejo yo veía
las bocas pintadas de mujeres
sin nombre, después no llegó el deseo
vino la otra
como en los cuentos de Hansel sin Gretel
Las mujeres me rodearon
como constelaciones menores
todas juntas,
Las Pléyades
en barcos Vía Láctea,
aunque los filmes de Fellini los vi de grande,
corpiños de pechos de oro y dulce de leche
andaban las pantuflas de papá enojado
mujeriego, hasta nos dijo
que la había engañado.
En el patio las macetas de helechos y potus colgantes
la humedad alegra la tarde nuestra de mate y tortitas
negras semitransparentes,
así llegamos, como murciélagos sin antenas,
porque nos faltaba el sexto sentido
y las colas de lagarto
escamas contra el sol y la desobediencia.
Las chicas perdieron peso,
se llenaron de novios
que miraba yo detrás de las ventanas
con cortinas de voile y doble costura,
coleccionaron figuritas y secretos con candado.
Todo pasó de golpe,
hasta que me hice hombre
y me cosieron los ojos
con hilo purpurina.
Las mujeres de mi sueño
toman el té todas juntas,
hablan bajo para que no las escuche
en esta ceremonia de la entrega.
Explicar así
que el cuerpo
del deseo
inauguró la fiesta.