A LIBRO ABIERTO | Michelangiolo*

Letras Editorial

Boceto Daniele Ricciarelli detto da Volterra - Collage VL

Boceto Daniele Ricciarelli detto da Volterra | Collage VL


Breve antología al paso para lectores de buhardilla

En un mundo alucinado por la potencia de la imagen y la inmediatez que demanda una pantalla, ¿Qué valor tiene el rescate de los saberes de la antigüedad? Tal vez podría significar un firme primer paso en la lucha contra el transhumanismo ya puesto en marcha, secreta, pero persistentemente.

Y ante tamaña amenaza de disolución de la condición humana tal como es conocida, quizás sea sólo cuestión de animarse. Acaso al revisitar a los arcanos, se produzca un necesario reverdecer de idiosincracias nuevas, contrapuesto a la disolución de la identidad humana, que a ojos vistas está incitando violencia social por vía de subjetividades licuadas en el entorno común, perdidos así sus vestigios de individuación indispensable y creadora de intercambio entre las personas.

Así es que AZAhAR literario, haciendo uso de intencional osadía, rescata hoy a Michelangiolo di Lodovico Buonarroti Simoni (1475-1564) trayéndoles algunas de las sentencias recuperadas de los escritos y dichos de ese león que murió cansado y admirando más al mármol generador que a su propia obra.

 

Reflexiones sobre la vida, el ser y la muerte :

« El mayor peligro para la mayoría de nosotros no es que nuestra meta sea demasiado alta y no la alcancemos, sino que sea demasiado baja y la consigamos. »

« Por rico que haya podido ser, siempre he vivido como un pobre. »

« Las personas enamoradas de Dios no envejecen nunca. »

« Mi alma no encuentra escalera al cielo a menos que sea a través de la hermosura de la tierra. »

« Señor, haz que yo siempre pueda desear más de lo que puedo lograr. »

« El amor es el ala que Dios ha dado al alma para subir hacia él. »

« La muerte y el amor son las dos alas que llevan al buen hombre al paraíso. »

« Dime, oh Dios, si mis ojos, realmente, la fiel verdad de la belleza miran; o si es que la belleza está en mi mente, y mis ojos la ven doquier que giran. »

« Las promesas de este mundo son, en mayor parte, fantasmas vanos, y la confianza en uno mismo se convierte en algo digno de valor y en el camino mejor y más seguro.»

« Si hemos estado satisfechos con la vida, no debemos estar disgustados con la muerte, ya que viene de la mano del mismo maestro. »

« La belleza es la purificación de lo superfluo. »

« Vivir y amar la peculiar luz de Dios. »

« No hay daño tan grande como el del tiempo perdido. »

« El genio es paciencia eterna. »

Su genial humildad ante la magnificencia del arte :

« Si la gente supiese cuánto tuve que trabajar para ganar mi maestría, no todo parecería obra de la maravilla. »

« Yo soy un pobre hombre de poco valor, que está trabajando en aquél arte que Dios me ha dado para prolongar mi vida el mayor tiempo posible. »

« La verdadera obra de arte no es más que una sombra de la perfección divina. »

« Si supieras la cantidad de trabajo que hay en ello, no lo llamarías genio. »

« Se pinta con el cerebro, no con las manos. »

« La perfección no es cosa pequeña, pero está hecha de pequeñas cosas. »

« Vi al Ángel en el mármol y tallé hasta que lo puse en libertad. »

« Muchos creen, y creo, que han sido elegidos para esta obra de Dios. A pesar de mi avanzada edad, no quiero renunciar a ella, yo trabajo por amor a Dios y pongo toda mi esperanza en él. »

« Todavía estoy aprendiendo. » 

Notas
* ¿MICHELANGELO O MICHELANGIOLO ?
La administración de Florencia no reconoce el nombre oficial del autor del David, obra creada para recordar la potestad de la República Florentina. Para el municipio de Florencia el Buonarroti no se llamaba Michelangelo sino Michelangiolo.
L’Amministrazione di Firenze istituizionalmente non riconosce il nome ufficiale dell’autore del David, opera creata per ricordare la potenza della Repubblica Fiorentina. Per il Comune di Firenze il Buonarroti non si chiamava Michelangelo ma Michelangiolo.