lo otro de LO OTRO

Letras Vita Salvatore

collage Viviana Lombardi Lo Otro -Segunda Parte Poemario- AZAhAR literario

Collage Viviana Lombardi


construido en el éter

  al Príncipe de Dinamarca, loco prodigioso.

parece que he perdido
el don del aire sacro
mirando orillas que se extienden
hacia un confín sin borde – hacia el terreno de la umbrosa génesis.
parece que en la vorágine del instante inapreciable,
allí,
donde las uñas se clavan en la carne
allí,
donde el grito desfallece en aire
como un río de cristal licuado que no fragua en forma ni carácter –,
allí,
donde el pálpito de vida manifiesta a la muerte como verdad única que no parece y ES,
sin que le importe a nadie.
parece que la voracidad lo fagocita todo,
lo regurgita,
lo arroja como escoria a la disolución de los sentidos,
parece, sí, sí, parece.
¿Parece, Señora?
ay de mi, sí, todo parece.
la boca se crispa por falta de brío
o por haberlo disipado todo,
la boca sufre como una raza paria que ha olvidado el habla
y acuña una historia atrapada en memorias de una telaraña
  y reinventa la avidez germinal del gesto–
  señales de faro y supervivencia –
  señas para ciegos errantes en el filo abisal de la última frontera.
parece que los huesos vivos se pulverizaron en la agonía contra Lo Invisible
que parece ser y sólo es apariencia.
parece además que nadie ya respira
y que un mero soplo inflama al fuelle de toda existencia.
parece que ha desaparecido el ser y sólo el parecer nos queda.
¿Parece, Señora?
Ay de mí, sí, parece.
parece que sólo las torres permanecen
y las torres se disuelven en las nubes,
y,
más aún, sólo son nubes.
parece que los ojos sólo ven lo que parece,
si es que ven,
y son ojos que parecen ser espejos mirándose en reflejos.
parece que la carne es materia artificial de los espectros,
y que la perfidia repudia complacida
el martirio de las víctimas de todos los espejos.
¿Parece, Señora?
Ay de mí, sí, parece.
parece que nos queda sólo eso.

casa de ejercicios

en este mar de fría lumbre que es mi casa
mi barco es arrojado de las aguas,
mi corazón enfriado por el hielo de glaciares
asfixiado por el tumulto de la espuma
que se yergue como una torre fantasmática.
ahora que la furia de los témpanos
desangra los latidos de mi alma
despierto de ese sueño que he vivido
que se llamó historia y se llamó esperanza.
he derrotado el rumbo de los mares
entregando mi deseo a las euménides del agua,
desesperando de las esperanzas
moliendo palabras en el mortero del silencio
cerrando los ojos a los fuegos de artificio,
contemplando el resplandor de los planetas nuevos
respirando los humores de sal de las montañas,
alimentándome de los jugos de las algas.
es imposible mitigar la lluvia que cubre con el velo del silencio
y carne líquida
-espesa urdimbre de negra seda fluida-
inundando de rumores la incertidumbre de la tierra misteriosa,
atravesando con ínfimos puñales
-quizás partículas de las nuevas génesis–
la opaca línea por donde navegan la eternidad y la distancia.
lo sé y lo acepto,
y así fluye mi barca que conduce lo que no se qué nombre tenga
hacia lo que no sé cómo se llama.

linternas de papel

º
Mano de hombre
   en
la azada
   Tierra negra
(pura sagrada)
se abre a
ésa, tu mano
SI
un alma
—-riega
con pétalos
de llanto y sal
ésa, tu sed infinita.

ºº
Amanecía.
recordé
la palabra
(cuando fue verbo)
—-y lloré.

fuego negro

Hombre
MATASTE
Hombre
moriste de oscuridad
(eternidad de fuego negro)
Hombre
mataste
Hombre
moriste de poder
Hombre
mataste
Hombre moriste
—–sin SER

Nota Editorial: Segunda Entrega de las piezas seleccionadas de la serie Poesía Fea de Vita Salvatore. Si aún no has leído la primera parte de este magnífico poemario, explóralo en nuestra publicación “Lo Otro”. Por su parte, Viviana Lombardi ha introducido con su análisis “Crónica de una Poesía Intolerable”, la selección de la poetisa Vita Salvatore. Lee el encuentro imaginario entre ambas escritoras donde se propone un enigma minúsculo a dilucidar. La clave se oculta -clandestina y risueña- en las confluencias entre entrevistada y entrevistadora.