NO RESPIRO, IMAGINO (III)

Letras Francesca Heathcote Sapey

Fotografía Francesca Heathcote Sapey

Fotografía Francesca Heathcote Sapey


Cae la noche, nuevamente, y la oscuridad, tejiendo el cielo, recubre la ciudad. Y no respiro, imagino. Tú, sombra inquietante, ya no me sorprendes. Quién sos vos. Tú, gárgola sin forma, que ya no estorbas ni mi sueño ni mi soñar. Quién sos vos. Tú, imaginario irrespirable, que se ha colisionado, fundido y fusionado, convirtiéndose en valiosa pertenencia de mi realidad. Quién sos vos. Tú, criatura polifacética, que ya no invade mi espacio ni mi ser. Sí, lo eres. Acepté y aceptaste. Quién sos vos. Tú que inesperadamente me encontraste vomitándome, torturada. Acércate. Quién sos vos. Tú, para quien de día duermo y a quien llegada la noche espero vivamente. Quién sos vos. Y yo desesperada por tu llegada sigo despierta y lúdicamente lúcida. Y, sin respirar, imagino. Yo, consciente de haber dejado la puerta abierta. Para ti y para mí. Paro y reparo en tu sombra que la luna, brillando, alumbra. Quién sos vos. Y no quiero que me dejes en paz porque sin ti sería un suplicio imaginar. Muerte. Imaginar es mi vivir. Imaginar es mi respirar. Mi imaginario es mi realidad. Sin ti, moriría. Acércate más. Quién sos vos. Tú eres mi pasado, mi presente y mi futuro. En tu intrusión encuentro y reencuentro un desequilibrio apaciguado que creía olvidado. Revivo. Quién sos vos.

vos eres yo

Nota Editorial: Tercera Entrega del Monólogo Interior a las voces de lo vivido. Serie “No respiro, Imagino”. Lee la primera y segunda entrega “No respiro, Imagino (I)” y “No respiro, Imagino (II)”