POEMAS DESLEÍDOS

Letras Vita Salvatore

Fotografía Alessandro Grassi

Fotografía Alessandro Grassi


 

Azul

Elijo morir
del modo más azul
diáfano
insostenible
 y
nacer
a la luz del amor.
 
Elijo vivir
del modo más sutil,
noble
ingenuo
y
fundirme
en hierba y bruma.
 
Elijo vivir y morir
cada momento.
Ser y no ser
Elijo estar
Definitivamente

 

UN (ce nom)

(J´écris ton nom
¿Quel nom?)
¿Cuál?
¿Yo?
¿Cuál yo?
Nombre escrito
Sin su hombre.
(Sur mon chien)
Un no nombre
(Un chien sans un nom).
Perro
(Moi)
Un no hombre
Sin nombre escrito.
(Hommes et chiens)
Nombres sin hombre.
Perros sin nombre.

 

Nombre en el agua

(al poeta puro)

busco
en el espesor de los espejos
– silencio del agua –
donde,
sueño,
mi nombre ha sido escrito.
busco
en el rumor de un lago aquietado por la luna
una letra de mi nombre
– acaso letra única –
(sonido y cifra)
oculta entre estelas de la espuma
engarzada en las raíces del torrente
prisionera en los saltos de cascadas
o
liberada al sol,
sobre el polvo de oro de la playas.
acaso
digo,
sea entre guijarros
o
encriptada en una piedra
donde amanezca la figura
– el arcano palimpsesto –
con que fui diseñada.
busco
sin sosiego
desarticulada
como un mendigo el pan,
una letra
cifra
sonido
forma
espectro
que me construya,
que me haga.
la traición de las aguas
es atroz:
el remanso ha equivocado el cauce
y yo
(¿puedo decirlo?)
huérfana de nombre,
inacabada,
anido
a la espera,
en el vacío,
y
anhelo ser nombrada.

 

Pérdidas

(acaso, presencias)

Lo vi encorvarse,
abstracto,
sobre una taza.
Lo vi escrutar el fondo,
absorto en el enigma.
Lo vi eternizar el día,
batiendo al olvido.
Lo vi acariciar la memoria,
incesante,
sereno.
Lo vi a él,
mi padre,
sin haberlo conocido.

 

grulla de papel

una mano de barro en el barro
se funde,
buscando la materia,
entregada
al caudal del gesto.
una mano de barro
se afana,
busca dimensiones
transgrede el espacio
– su límite –
y anhela encontrarse
– en su límite –
una mano de barro
aprieta
con furor de garra,
el deseo.
una mano de barro
forma
la desmateria tiempo,
el todo inalcanzable
(un amasijo
y átomo
y punto invisible,
inasible)
pujando por crear.
una mano de barro en la tiniebla
(como todas las manos)
lanza un mudo grito de pudor
el grito desgarra
lo inmanifiesto
acaso alguien se apiade –
(la mano es una mano niña)
acepta–
se abandona
nace la forma
Sadako Sasaki ríe,
ríe hasta dolerse
(hasta mojarse)
mas
sólo ella ve
su grulla de papel