VOCES & SONAJEROS

Letras Pablo Tomás Ojeda
Voces

Diseño Ayelen Altamirano


 

VOCES

Voy a escribirte porque sé que estas ahí,
con la cara sobre la pared,
escuchando gemir a tus amigos
en pequeños quejidos de sumisión
de dolor cuando arde y se acuesta a levantarnos
ahí te veo, acto siguiente, desnuda
envuelta en tus sábanas blancas
tu cama de otras noches
respirando, jadeante, el recuerdo
muriendo en la sed, el ahogo, la tensión
con el hogar iluminando tu sombra de difíciles figuras curvas
y llantos añejos que ya gustan y endulzan
Cuando entro estás durmiendo
soy el fuego chisporroteando y tu respiración que silba
agarro la sábana con dos dedos y la voy deslizando
primero voy a tres labios sobre tu sexo
que, hinchándose levemente, despierta antes que vos
luego despertás con la boca bien abierta, como pidiendo aire.

SONAJEROS

Simples máquinas de jugar
la luz, la llave dorada brillando en piano
justo el cluc y la entrada
maravillosa entrada en vals noctámbulo
en tu figura de sombra que, tenue por dulce,
bailaba con sonajeros.
El silencio del encanto,
la hipnosis de aquel viaje en vapor
unos tés frutales, nuestro sonhar* en palabras viejas
era una tarde que traía su invitación del alma
revelándose en la ansiedad, la preparación,
el sonido esbelto de las tribunas de nobles corazones
agitando el deseo, pidiendo por él, luchando por él
y desde la trama más delicada, las telarañas
que expusieron la más fina ironía de tu olvido
del me olvidé de olvidarte
sentencia de corazón a corazón.

*Soñar en portugués.